No se podía fallar ante un rival directo
Club Programa Estrella
Sáb, 03 Feb 2018
El Zumosol ARS derrotó a Amenabar Zarautz por 25-22

Misión cumplida para el Zumosol ARS Palma del Río, que, en el primero de los tres duelos consecutivos que tendrá que afrontar en El Pandero, derrotó y superó en la tabla al Amenabar Zarautz (25-22). Los palmeños fueron por delante de principio a fin en el partido y lograron dos puntos muy importantes en sus cálculos, con el añadido del average particular para posibles empates al final. Sólo habría que poner el pequeño lunar de no haber ganado con más holgura cuando pudo hacerlo.

El equipo de Víctor Montesinos saltó a la pista consciente de que debía jugar como si de una final se tratase y muy pronto logró una clara ventaja en el marcador (4-0, m. 5), con variadas aportaciones de Martins, Requena, Povedano y Nacho del Castillo. Los locales sólo concedieron un gol a su rival en los primeros diez minutos, por lo que llegó el primer tiempo visitante.

El Amenabar despertó a partir de ese momento y redujo su desventaja a tres tantos, aunque luego un parcial 4-1 de los locales, con goles de Salas, Del Castillo, Consuegra y Morales dio máxima diferencia al equipo (11-5, m. 21). Al descanso, y a pesar de no anotar con facilidad, el buen trabajo defensivo se mantuvo y una parte del trabajo estaba hecho (13-9).

En la segunda mitad, el cuadro local repitió su buen inicio con un parcial 3-0  y aplicando los mismos valores de paciencia en ataque y bien nivel defensivo, la distancia se hizo cada vez mayor. Zarautz apenas anotó cuatro goles en 18 minutos y los aciertos de Povedano, Requena y Consuegra parecían invitar a un final plácido (21-13, m. 48).

Sin embargo, ahí encontró problemas el ARS. Los palmeños se atascaron ante la dura defensa vasca y, con el lastre de una exclusión, vieron como Zarautz les hacía un parcial 0-6 que ponía en riesgo incluso llevarse el average particular tras el 21-19 del debut liguero. Por fortuna, el trabajo atrás y los tantos de Povedano y Morgado dieron un gran soplo de aire fresco que alcanzó hasta el final, porque el último tanto visitante, de Etxaniz, llegó ya sobre la bocina.

No se podía fallar ante un rival directo

Información proporcionada por:

Ars Club Palma del RioAsociación
Ars Club Palma del Rio
447 lecturas