Vela inclusiva en el Club Náutico Sevilla con NAUTICAP
Vie, 23 Ago 2019
El proyecto de la asociación ADEMAR Andalucía ha comenzado su singladura este verano en el club hispalense.

El Club Náutico Sevilla ha sido escenario este verano del bautismo del proyecto denominado NAUTICAP, puesto en marcha por la Asociación Deportiva de Mareantes (ADEMAR) Andalucía bajo el interés y la necesidad en la mejora continuada y en la aplicación de las terapias con niños con hándicap. Dicho proyecto, centrado en el fomento de la vela como deporte náutico adaptado a menores con dificultades del aprendizaje (Trastorno Específico del Lenguaje, Trastorno del Espectro Autista, TDAH, entre otros), con alta presencia en nuestra sociedad, comenzaba en las instalaciones de la entidad hispalense.

 

En las actividades que tuvieron lugar en la dársena del Guadalquivir, frente a las instalaciones del Náutico Sevilla, los niños participantes experimentaron un primer contacto con el mundo náutico. En el mismo pudieron visitar embarcaciones de crucero de mayor envergadura, en concreto la embarcación ‘Erbisho’, de 11 metros de eslora, en la que Fernando Martín, patrón del velero, mostró a los menores los distintos componentes del barco. Además, interactuaron con embarcaciones con y sin vela adaptadas al entorno navegando por el Guadalquivir, culminando la actividad con una visita al Acuario de Sevilla. Todo ello, acompañados por personal especialista en su ámbito profesional, como José Hidalgo, presidente de la asociación ADEMAR; Ricardo Carracedo, técnico de vela; Marta Martín, profesora de Educación Infantil; Beatriz Mazón, pedagoga; María Hidalgo, coordinadora de NAUTICAP; y personal del Club Náutico Sevilla.

 

María Hidalgo, coordinadora de NAUTICAP: “Ha sido un éxito rotundo. Los menores disfrutaron al estar en contacto directo y continuo con un medio totalmente novedoso para ellos. Sus caras de felicidad y participación activa durante las jornadas han dado pie a que NAUTICAP cobre el sentido que tiene y apostemos por seguir viviendo este tipo de experiencias. El lenguaje no verbal de la naturaleza, sentir que les movía el viento, que de ellos dependía que la embarcación tomara el rumbo adecuado y que eran los protagonistas de sus propios actos hacían que se dibujara en sus caras una enorme sonrisa”.

 

José Hidalgo, presidente de ADEMAR: “No dudamos en apostar en este tipo de iniciativas con carácter social. Nos parece fundamental dar la oportunidad a estos niños de aprender nuevos deportes en medios que reportan tantos beneficios”.

 

 

Los participantes, en plena actividad.

Información proporcionada por:

Club Náutico SevillaClub
Club Náutico Sevilla
166 lecturas