José Cano, la ambición sin límites del jugador franquicia
Club Programa Estrella
Mar, 16 Nov 2021
La nueva incorporación de BSR Vistazul ha subido el nivel competitivo del equipo y no descarta ser la sorpresa de la Primera División

José Cano Arroyo (Badajoz, 1968) tiene claro que BSR Vistazul puede ser “un serio aspirante” al ascenso a División de Honor durante la Temporada 2021/2022. Esta aseveración muestra la ambición sin límites del jugador franquicia de BSR Vistazul, que ha subido el nivel competitivo de su plantilla hasta niveles impensables el curso anterior.

 

La nueva incorporación nazarena considera que “tenemos equipo para jugar la Fase de Ascenso”. “Una vez clasificados dependemos de nosotros mismos”, apuntó con rotundidad. Aún así, reconoce que, dado el nivel del resto de conjuntos, “no va a ser nada fácil”.

 

“Pulir cosas en defensa, organizarnos más en ataque y estar concentrados” son sus recetas para conseguir este objetivo, comentó el que es considerados por la prensa deportiva especializada el mejor jugador en silla de ruedas de la historia de Extremadura.

 

Los de Dos Hermanas cuentan con un deportista que marca la diferencia. Con una media de 29 puntos, 14 rebotes y 2,5 asistencias por partido es el auténtico líder del grupo. Cano no da importancia a las estadísticas individuales. “Cada uno tiene una cualidad, como yo, es sacar lo mejor de cada uno y plasmarlo en la pista porque todos somos fundamentales en el equipo”, apostilló.

 

Da las gracias al club nazareno por creer en él y “pensar que todavía tenía un rendimiento en este deporte”. La sensación a su edad, añadió, es estar “a gusto conmigo mismo”. Si encima aporta cosas positivas “la felicidad y motivación es aún mayor”, concluyó.

 

En 1992 Tuvo un accidente de tráfico por el que perdió una pierna y un poco más tarde se inició en la práctica de esta modalidad deportiva. Su dilatada trayectoria está jalonada de éxitos.

 

En los 14 años que jugó en el Mideba y los 5 en el FC Barcelona consiguió dos Campeonatos y Subcampeonatos de Europa, fue Subcampeón de Liga y de Copa del Rey, además de participar con la Selección Española en los Europeos de Alemania y Francia.

 

Su peor momento como jugador fue cuando falleció su padre, su fan número uno, ya que “no fue lo mismo desde entonces los partidos sin él en las gradas”. El mejor, sin duda, cuando le dedicaron una calle en el pueblo donde se crió, Lobón -Badajoz-, como reconocimiento a su carrera deportiva.

Imagen de archivo

Información proporcionada por:

BSR VistazulClub
BSR Vistazul
48 lecturas