Deporte autóctono: se abre la temporada del bolo andaluz en Palma del Río
Lun, 06 May 2019
Casi doscientos deportistas se dan cita este fin de semana en la remodelada Bolera Modesto Fernández, de la pedanía palmeña de El Calonge.

Que el bolo andaluz es una especialidad deportiva que rompe los moldes del deporte clásico es un hecho. Además de ser un deporte autóctono, engendrado en nuestra comunidad autónoma fruto de la evolución durante medio milenio de los bolos medievales, hay que añadir su ADN rural. Por ese motivo (aquí se tiene en cuenta la temporada agrícola de la aceituna, que dura de noviembre a marzo) y por las características intrínsecas de un juego que se practica al aire libre y que requiere altas dotes de precisión y fuerza, lo que le hace incompatible con la lluvia, el calendario deportivo del bolo andaluz suele comenzar justo cuando empiezan a finalizar la mayoría de las temporadas de los deportes más conocidos, es decir, cuando el buen tiempo garantiza su práctica. Algunos intentos de adelantar el calendario oficial por parte de la Federación Andaluza de Bolos siempre han originado complicaciones y una merma en la participación importante.

 

Y para comenzar con el menú de la temporada, nada mejor que un buen atracón. Desde las primeras horas del sábado y hasta las últimas horas de la tarde del domingo cuatro pruebas deportivas se han programado en las instalaciones de El Calonge: el Campeonato de España Base de Bolo Andaluz Individual Valle, el Campeonato de España Individual Valle (para categorías de adultos), el Campeonato de Andalucía de Parejas y el I Torneo CIRE Memorial Modesto Fernández, primera prueba puntuable para el Circuito Regional de Bolo Andaluz Aceite Puerta de las Villas. 

 

La bolera cordobesa estrenaba sombreado en la tirada, fruto del esfuerzo del club local y del ayuntamiento palmeño por promocionar el deporte autóctono en el municipio, y estrenaba nombre. El club ha propuesto que llevase el nombre de la persona que mantuvo el espíritu de este deporte tradicional desde 1950, año en el que vinieron los primeros colonos procedentes del pueblo de Bujaraiza, localidad que quedó inundada por el Embalse del Tranco en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas. Modesto Fernández tenía 28 años cuando llegó a tierras cordobesas, trayendo consigo el juego que practicaba en su tierra. Hasta su desaparición en 2014, estuvo siempre pendiente de que la tradición permaneciera viva. Fruto de ello, actualmente el club El Calonge, ubicado en una aldea de apenas 200 habitantes, cuenta con más de medio centenar de licencias federativas.

 

El club, además, ha querido dedicar su prueba del Circuito Regional, que a partir de esta edición pasa a denominarse Memorial Modesto Fernández. La FAB y el club le dedicaron, el sábado por la tarde, un pequeño homenaje en el que estuvieron sus hijos y nietos. El domingo por la mañana antes de comenzar la prueba, se dedicó un emotivo minuto de silencio.  

Los participantes del Campeonato de España Base junto a monitores y a los del Campeonato de Andalucía de Parejas.

Información proporcionada por:

Federación Andaluza de BolosFederación
Federación Andaluza de Bolos
531 lecturas