La vuelta al mundo a vela desde Sevilla, tras la estela de Magallanes, 500 años después
Mié, 08 Abr 2015 - Dom, 12 Abr 2015
Act: Vie, 16 Oct 2015

El Club Náutico Sevilla ha sido escenario este miércoles de la presentación a los medios de la expedición 'The ocean mapping expedition', mediante la cual la Fundación Pacifique, de origen suizo, rememorará casi 500 años después la vuelta al mundo a vela que iniciara Fernando de Magallanes y concluyera Juan Sebastián Elcano. Este proyecto científico, socio-educativo y cultural, a realizar durante cuatro años con un velero de la Marina alemana construido en 1941 que actualmente se encuentra en el Muelle de las Delicias y podrá ser visitado este jueves y el sábado de 20:00 a 22:00 horas, se iniciará en la capital hispalense el 12 de abril. Su objetivo es observar, comprender y cartografiar el estado de los océanos a la luz de la expedición dirigida por el descubridor del Pacífico.

 

Con este acto, que ha contado con la asistencia, entre otras autoridades, de la presidenta del Náutico, Mª Dolores Blanco-Morales; y el embajador de Suiza en España, Thomas Kolly, el club hispalense ha iniciado los actos conmemorativos del 50 aniversario del Ascenso a vela del río Guadalquivir, su regata más emblemática.

 

La rueda de prensa ha contado asimismo con la presencia de Pietro Godenzi, presidente y miembro fundador de la Fundación Pacifique, además de segundo capitán de la expedición; el biólogo Michel André, responsable del área científica; y Samuel Gardaz, responsable de comunicación.

 

EL PROYECTO

Pronto se cumplirán 500 años desde que el navegante portugués Fernando de Magallanes se lanzó, en nombre de la Corona Española, en una expedición para encontrar una ruta marítima desde el oeste hacia lo que entonces se denominaba la isla de las especias. Daría lugar al descubrimiento de un pasaje, que lleva su nombre, justo al sur del continente americano y un océano mucho más grande y mucho menos tranquilo de lo que se creía, a pesar de que fuera bautizado por él mismo como Pacífico. Pero, sobre todo, la expedición de Magallanes permitiría llevar a cabo la primera vuelta al mundo, nunca antes realizada y revelaría un mundo mucho más vasto de lo que se pensaba en esa época.

 

El próximo 12 de abril, unos 500 años más tarde, el velero Flor de la Pasión, un viejo barco de la Marina alemana construido en 1941 y en la actualidad desarmado, el velero mas grande de bandera suiza, con 33 metros de eslora, partirá desde Sevilla para una gira mundial de cuatro años siguiendo la estela de Magallanes bajo los auspicios de la Fundación Pacifique, una organización sin fines de lucro de Ginebra dedicada a temas de desarrollo sostenible.

 

Esta expedición, llamada 'The ocean mapping expedition', tiene como objetivo observar, comprender, cartografiar y saber del estado de los océanos a la luz de esta primera vuelta. Su ambición es contribuir a un mejor conocimiento y una mayor toma de conciencia de los problemas que representa el impacto humano en este medio y que es vital para el ser humano y hacernos pensar en nuestra relación con el planeta mar.

 

"Partir sobre la estela de Magallanes es de alguna manera revivir el espíritu de las grandes exploraciones y de los grandes descubrimientos de los últimos siglos, que siguen afectando a nuestra imaginación", dice Pietro Godenzi, presidente y miembro fundador de la Fundación Pacifique. "Pero teniendo cuidado de no hacer una representación fantasiosa e idealizada. No se trata tampoco de querer reproducir un capítulo de la historia humana del pasado. Así como Magallanes partió hacia el oeste en busca de la isla de las especias, cuyo precio valía más que el oro, la idea es más bien preguntarse cuál es nuestra isla de las especias en la actualidad. ¿Qué riqueza vamos a buscar? ¿Una riqueza material? ¿Espiritual?", añade Godenzi.

 

UNA EXPEDICION ALREDEDOR DE TRES POLOS

De 2015 a 2019, en un espíritu multidisciplinario y de intercambio de experiencias, 'The ocean expedición mapping' se centrará en tres polos, científicos, socioeducativos y culturales, poniendo en marcha una serie de programas.

 

20.000 sonidos bajo el mar

Este proyecto científico sin precedentes, en colaboración con el biólogo e ingeniero Michel André, director del Laboratorio de aplicaciones bioacústicas (LAB) de la Universidad Politécnica de Barcelona, contribuirá a cartografiar la polución sonora en los océanos.

 

El medio marino está, de hecho, lleno de sonidos naturales, aunque un número creciente de ruidos de origen humano ha contribuido al aumento del nivel actual del sonido en general en los océanos. El grado en que estos sonidos impactan y afectan al medio ambiente y la vida marina es una cuestión que actualmente está suscitando un gran interés, así como una gran preocupación en la comunidad científica y en la sociedad en general.

 

El interés de la ciencia deriva de la necesidad de comprender mejor el papel de los efectos de estos sonidos y su percepción sobre el comportamiento, la fisiología y la ecología de los organismos marinos.

 

"Por primera vez, un barco estará permanentemente equipado con sensores de última tecnología que permitirán realizar una cartografía oceánica acústica a una escala hasta hoy nunca realizada", comenta Michel André.

 

El programa '20.000 sonidos bajo el mar' detectará y clasificará automáticamente todos los sonidos, de origen humano o naturales, a lo largo del recorrido de 'Flor de la Pasión' y enviará en tiempo real a tierra a los investigadores del LAB, junto con los sonidos, las imágenes submarinas captadas con cámaras submarinas embarcadas directamente en la web de la expedición y con acceso público.

 

"El flujo continuo de datos acústicos será analizado para comprender los desafíos a los que hoy se enfrentan los océanos y ayudará a la comunidad científica, así como a las autoridades públicas, para promover entre los usuarios de los océanos un enfoque y prácticas responsables", añade Michel André.

 

Micromegas

Este otro programa científico, en colaboración con la asociación suiza Oceaneye, con sede en Ginebra, consistirá en llevar a cabo recogida de muestras periódicas de agua de mar para evaluar el contenido de contaminantes plásticos. Estas muestras permitirán proveer las investigaciones realizadas por Oceaneye y se analizarán en colaboración con el Laboratorio Central de Medio Ambiente de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL).

 

“La vuelta al mundo de 'Flor de la pasión' representa una formidable oportunidad para obtener muestras de tres océanos, Atlántico, Pacífico e Índico", explica Pascal Hagmann, director ejecutivo de Oceaneye. "Esto nos permitirá obtener nuevos datos que complementarán nuestras campañas de 2011 y 2012 en el oeste del Mar Mediterráneo y las de 2013 y 2014 en la parte oriental del Atlántico norte. Además, estos datos nos permitirán establecer nuevos estudios sobre la contaminación de los tres océanos para cuantificar el nivel de contaminación y demostrar su importancia real”, concluye. El resultado de este muestreo cartográfico de la contaminación por componentes de plástico será remitido al Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP).

 

Jóvenes en el mar

Este programa socio-educativo permitirá acoger varias decenas de adolecentes y jóvenes adultos de la Suiza francesa en el marco de estadías de reinserción o de experiencia de vida en el mar, en grupo o individualmente, como grumetes integrados a la tripulación. Por una semana, un mes e incluso más tiempo, todos se embarcarán como tripulantes confirmados a bordo de un buque de vela para trabajar juntos, con el objetivo de soportar las exigencias de la vida a bordo, pero también, y sobre todo, de descubrir el mar abierto, descubrir a los otros y a sí mismos. Para aquellos que llegan con una experiencia de vida perturbada, se trata de alcanzar un hito a partir del cual forjarse un horizonte más prometedor: un nuevo punto de partida una vez en tierra firme.

 

En el espejo de Magallanes

Este programa cultural recibirá una docena de dibujantes de BD, suizos y extranjeros, que se turnarán durante una, dos o tres semanas, para contar bajo la forma de relatos de navegante las vicisitudes de la expedición y de la vida a bordo. Pero también se interesarán a los grandes temas universales e intemporales que caracterizaron la primera vuelta al mundo y toda la época de los grandes viajes de descubrimiento. Entre ellos, la necesidad irrefrenable de exploración y de conocimiento, el espíritu de conquista y dominación, el acceso a las riquezas naturales del planeta y el reparto de esas riquezas, las relaciones tanto belicosas como pacíficas entre los hombres. Entre los primeros dibujantes que embarcarán figuran los ginebrinos Zep, padrino de la fundación, Tom Tirabosco y Matthieu Berthod.

 

De la cartografía al 'mapping'

Si bien desde un punto de vista científico la expedición apunta a cartografiar el impacto humano en los océanos, en las diferentes escalas se organizará un 'mapping' en el corazón de las ciudades. Éste tendrá por objetivo mostrar al público la expedición y sus diversas facetas, a través de sus imágenes y sonidos.

 

'FLOR DE PASION', UN BARCO CON DESTINO... ¡PACIFICO!

Nave insignia de la Fundación y plataforma logística de 'The ocean mapping expedition', 'Flor de la Pasión' es un barco con una historia sorprendente. Se trata de un Kriegsfischkutter (KFK), barco a motor de la Armada alemana construido en 1941 y cuya misión original era la defensa de las costas, poner minas o reabastecer a los submarinos. Sobreviviente de la Segunda Guerra Mundial, el barco fue cedido a la Marina de guerra francesa. Esta lo utilizó durante unos treinta años hasta los 70, en la que después de quitarle el armamento fue vendido a un particular. Éste le instaló los aparejos y lo transformó en buque de vela, bautizándolo con su nombre actual.

 

Hasta la mitad de los años 1990, 'Flor de la Pasión' ha surcado el Mediterráneo y el Atlántico en el marco de proyectos científicos y socioeducativos. En 2002 lo compró la asociación ginebrina Pacifique, lo restauró íntegramente entre 2003 y 2009 con el objetivo de prolongarle su vocación, de ahora en adelante pacífica y al servicio de la Fundación.

 

¿QUE ES LA FUNDACION PACIFIQUE?

La Fundación Pacifique es una organización suiza sin ánimo de lucro, con sede en Ginebra y reconocida oficialmente como de utilidad pública. Desde su creación (2007), la Fundación concibe, organiza y desarrolla expediciones temáticas en el mar, a bordo de su velero 'Flor de la Pasión', viejo buque de vela de 33 metros. Las expediciones ensamblan programas de investigación científica, proyectos culturales y socioeducativos y de sensibilización medioambiental.

 

La Fundación pretende contribuir a un mejor conocimiento del impacto de las actividades humanas en los océanos, impulsando la reflexión sobre el lugar del hombre en el planeta mar, embarcados como miembros de la tripulación y participando de la expedición.

 

Persiguiendo este objetivo, sus expediciones se desenvuelven en un marco multidisciplinario y un espíritu de compartir la experiencia. Cada expedición va acompañada de acciones masivas de comunicación, especialmente en las escalas, dirigidas al público en general. El proyecto faro de la Fundación, 'The Ocean Mapping Expedition', una vuelta al mundo de cuatro años (2015-2019) siguiendo la ruta de los primeros navegantes del Pacífico, es una ocasión única de observar y cartografiar el estado actual de los océanos a la luz de la aventura vivida por el gran navegante portugués y su tripulación, hazaña que pronto cumplirá 500 años.

Geolocalización

Este evento no ha sido geolocalizado.
La vuelta al mundo a vela desde Sevilla, tras la estela de Magallanes, 500 años después
Sin votos (todavía)

Información proporcionada por:

Club Náutico SevillaClub
Club Náutico Sevilla
1338 lecturas